fbpx

Convierte tu hogar en tu nueva oficina (adios a la procrastinación)

Teresa Carvajal

Teresa Carvajal

Negocios y comunicación

Lectura: 2 min. 30 seg.

Table of Contents

La pandemia por COVID-19 ha forzado a que muchas empresas, consultores y trabajadores independientes conviertan su hogar en su nuevo espacio de trabajo. Es común que, las notificaciones de trabajo sean compañeras usuales de nuestros horarios de comida o incluso que, el celular se haya vuelto un elemento más en la mesa.

El desafío implica concentración, orden y adaptación constante al cambio, puesto que ninguna empresa estaba 100% preparada para tal situación y le toca, día a día, buscar los medios y recursos más óptimos para ayudar a sus dependientes a cumplir con las metas y resultados.

En Latinoamérica, además, se adiciona el hecho que muchos hogares no cuentan con conexiones a internet estables o un buen equipo computador. Lo que además puede causar conflictos y malentendidos con los inmediatos superiores.

Finalmente, la situación de trabajar en cuarentena hace que, queramos o no, estemos en estrés y tensión constante. Sin embargo, hay soluciones y caminos que puedes elegir para afrontar la situación de la manera más óptima.

Pero ¿Qué podemos hacer? Tomar acción...

En este artículo, te compartimos algunos tips que debes tomar en cuenta para cumplir un buen HOME OFFICE y además, alcanzar el equilibrio que antes tenías entre familia – trabajo y ocio. También encontrarás pautas clave que te permitan mantener o incluso incrementar tus capacidades para ser más productivo y así, mantener satisfecha a tu empresa o clientes

Infografía 1. Pasos para convertir mi casa en una oficina

Consejos para ser más productivo haciendo home office

La productividad, inevitablemente está ligada al confort y satisfacción. Si no te sientes cómodo y consideras que esto no es para ti, puedes conversar con tus jefes y llegar a algùn acuerdo. Siempre, el diálogo debe ser la base para todo proceso laboral.

Un tip que puede ayudarte bastante, es buscar capacitaciones y tutoriales en redes, esto puede ser de alto aporte para adecuarte a las redes sociales y tecnología. También puedes pedirle soporte a algún primo, sobrino o hijo millennial, ellos son los maestros de las tecnologías de hoy.

Recuerda que ser productivo es innato. Busca los estímulos que más te agraden. Colócate en un lugar cómodo, escucha buena música y siéntete libre para hacer lo que más te gusta de tu trabajo.

Computador, internet, audífonos…¡acción!

Empecemos por lo esencial. Asegúrate de contar con un computador que te permita realizar reuniones virtuales mediante las distintas plataformas (Zoom, Skype, Hangouts) y recuerda mantenerlas actualizadas. Otro factor importante es que tu micrófono y cámara funcionen bien, ya que necesitarás encenderlos y conversar con tus colegas.

Si no cuentas con estos recursos, tu celular puede ser un buen aliado. Sin embargo, asegúrate de avisar en tu empresa y mantenerte conectado durante todo el horario de trabajo. Es mejor incluso, si puedes destinar un equipo celular solo para eso para configurar cuentas corporativas.

Si no cuentas con un servicio estable de internet, es hora que busques la mejor opción y lo adquieras. No lo veas como un gasto, sino como una inversión, ya que, también puede serte de utilidad en los momentos de ocio.

¿Cómo equilibro mi vida personal y laboral?

Es un secreto a voces que trabajar en casa trae muchas ventajas. Suena cómodo, simple y accesible. Se acabaron los embotellamientos por la ciudad, las filas en el ascensor, las infinitas paradas del bus y levantarse temprano para dejar todo listo. ¿Qué podría salir mal?

Si bien parece ser sencillo, debes organizar tu vida personal y evitar todas las interrupciones posibles. Cuando trabajamos desde casa y estamos con la familia, siempre surge la situación de compartir una comida juntos, la conversación con mamá o los hijos que quieren jugar. Hay que conversarlo con mucho tacto.

Si en cambio vives solo, es posible que vayas al otro lado de la balanza y te dediques más de 8 horas al trabajo. Toma cuidado con ello y cerciórate de apagar tu computador pasado el horario laboral, a no ser que existan pendientes de urgencia.

Es simple, solo ordena tu espacio de trabajo

Tanto si tu hogar es un monoambiente o una casa de varios pisos, es fundamental asignar un espacio de trabajo. No se necesita demasiado mobiliario, basta con colocar una buena mesa, una silla con espaldar en un ambiente iluminado. Puedes optar por una habitación con orientación norte o sur para recibir luz indirecta todo el día. Recuerda que tu espacio debe ser acogedor, silencioso, limpio y a temperatura ambiente para no sentir ninguna incomodidad.

Finalmente, toma cuidado en los detalles. Puedes combinar colores en las paredes, colocar algún afiche o mensaje motivacional y algunos elementos que hayas traído de tu oficina y que te inspiren en tu labor. Bolígrafos, tazas, colores, regalos, fotos con tus colegas…¡Todo nos puede inspirar!

Comparar listados

Comparar