fbpx

¿Te gustaría vivir de tus rentas? (las estrategias más importantes que debes aprender)

Teresa Carvajal

Teresa Carvajal

Negocios y comunicación

Lectura: 2 min. 30 seg.

Table of Contents

La coyuntura de hoy representa un desafío para quienes desean alcanzar independencia financiera. Los créditos bancarios y las deudas han ingresado en una etapa donde prima la incertidumbre, la toma de decisiones apresuradas y la duda constante. En ese sentido, ¿Qué podemos hacer? En este artículo, queremos compartir contigo pautas para alcanzar esa independencia financiera que tanto buscas.

Hoy en día, los bancos han cerrado algunas chances de adquirir nuevos préstamos y con certeza, los requerimientos serán más complejos ya que la estabilidad laboral, un factor clave para los créditos, ha perdido todo su equilibrio.

Sin embargo, no todo está perdido. Existen oportunidades a mediano y largo plazo que pueden ser una vía interesante para alcanzar esa libertad y generar ingresos mensualmente. Una de ellas, es la posibilidad de convertirte en rentista y poder vivir de esas rentas. ¿Quién no quisiera ser por siempre su propio jefe y vivir de inversiones?

Conoce a nuestros tips y toma nota de las mejores estrategias. ¡Recuerda que lo más importante es tener una mente positiva!

Planifica tus metas y traza la ruta

Estructurar tus objetivos es clave para dar el gran paso. Piensa en lo que deseas alcanzar de aquí a cinco años o dónde te ves. Haz el ejercicio con tu pareja y tu familia para tener en claro qué es lo que buscas y cómo lo piensas lograr. Incluso puedes tomar nota de las ideas que todos aporten.

Es importante entender que para ser rentista se necesita realizar sacrificios y aprender a ahorrar. Comienza por lo más básico, private de los excesos y recuerda que cada centavo cuenta. Esto no significa que no puedas darte algún gusto, pero evita que se vuelva parte de la rutina.

¿Cómo ahorrar?

Cuando ya logres juntar un pequeño capital, recuerda separarlo para que no sea parte de tus gastos fijos. Puedes ingresarlo en un banco o entidad financiera para generar intereses, un depósito a plazo fijo o simplemente mantenerlo en una caja de seguridad. La clave es que aprendas a vivir normalmente sin pensar que tienes ese dinero para gastarlo.

Recuerda que este capital de base tampoco debe ser parte de tu “ahorro para emergencias”; un monto distinto y dirigido a emergencias de salud, accidentes u otros que puedan surgir. Debes hacer todo lo posible por mantener tu capital estable.

Inmuebles y plusvalía

Cuando ya te decidas por las inversiones, una de las vías más acertadas, es la inversión en inmuebles y la plusvalía. ¿A qué se refiere? En Bolivia y en todo el mundo, existe la posibilidad de realizar una inversión clave en inmuebles ubicados en zonas en crecimiento, lo que a mediano y largo plazo puede generarnos ganancias fijas y vivir de la renta.

En las ciudades del eje, se puede encontrar zonas de plusvalía, como la zona norte de Santa Cruz, donde está Equipetrol o Urubó, por ejemplo. Allí se puede invertir en inmuebles pequeños que brindan mayor rentabilidad o incluso en lotes y terrenos que, posteriormente, se puedan revender. De esta manera, se genera ese valor añadido de “plusvalía”, por el solo hecho de estar ubicado en zona clave.

¿Dónde buscar?

Existen páginas donde puedes informarte y encontrar el inmueble que buscas. En nuestro portal Cuotacero.com tienes la posibilidad de hacer la búsqueda e incluso especificar la forma en la que quieres adquirir el espacio. También muestra la zona/barrio y permite visibilizar el proyecto mediante el mapa y las fotografías. Además, puedes evaluar la orientación y la ubicación del mismo para tomar la decisión que más te convenga.

Lo prioritario es definir tus objetivos y tu planificación mensual, para poder posteriormente encontrar resultados y opciones de ingreso fijo.

Elige tu entidad bancaria

Ante la decisión de optar por un banco, es fundamental empaparse de toda la información posible. Puedes, por ejemplo, realizar comparativas en cuanto a tasas de interés, requisitos, años/ plazos y posicionamiento de la entidad.

Es sugerible contar con un amigo que conozca bien del tema o incluso que trabaje en una entidad financiera, puesto que será una persona de gran confianza que podrá, con honestidad y sinceridad, comentar contigo los pros y contras de adquirir un servicio financiero.

¡Invierte!

Cuando ya cumplas los anteriores pasos, toma valor e invierte. Verás que no es tan complicado. Aprende a adecuar tu estilo de vida y mantén tu metodología de ahorro. Recuerda que, durante la pandemia, no hay estabilidad laboral. Si optas por un crédito bancario, fija una fecha para el pago de la cuota y cumplela, sino, puedes perder tu historial crediticio.

Cuando ya adquieras tu propiedad, dale un estilo y decórala de forma atractiva a quienes desees llegar. Oficinistas, roomies, familia; tú lo puedes definir y preparar según prefieras.

¿Y los inquilinos?

Antes de lanzarte a alquilar, ten en cuenta que es importante buscar inquilinos confiables. Puede sonar complejo, pero es mejor estudiar y analizar bien a las personas antes de confiarles tu inmueble. Recuerda mantenerte en contacto con ellos para cerciorarte que se cumplen las normas de habitabilidad, cuidado, mantenimiento y respeto. ¡El desafío está en tus manos!

Con todo ello, puedes ver que vivir de la renta es posible y lo puedes lograr. Simplemente define tus objetivos, busca las mejores opciones y asesórate de los que saben. Con eso, podrás cumplir todos los objetivos que persigas. Adelante y a buen paso.

Propiedades

  • $us500
  • Camas: 3
  • Bañera: 1
  • 56
  • Oficina
  • $us400
  • Bañera: 1
  • 28
  • Oficina
  • $us360
  • Bañera: 1
  • 25
  • Oficina
  • $us300
  • Bañera: 1
  • 25
  • Oficina
  • $us86,000
  • Camas: 2
  • Bañeras: 2
  • 82
  • Departamento

Comparar listados

Comparar